Entrevista a Luis Guillermo López Olea en “Los Bolsicos”

Entrevista completa a D. Luis Guillermo López Olea, representante de la ganadería Herederos del Conde de la Corte.

Hierroydivisa: D. Luis es un autentico placer que nos abra las puertas de su casa y quiera hablar un rato con nosotros de toros.

 Luis Guillermo López: Un placer y gracias a vosotros por desplazaros desde Valencia para hablar conmigo.

 Hyd: En primer lugar, nos gustaría que nos hiciera un pequeño resumen de la historia de la ganadería.

 L.G.L.: La ganadería se funda en 1920, por mi tío don Agustín Mendoza Montero, Conde de la Corte, y la funda en base a comprarle todo lo que tenía la Marquesa viuda de Tamarón o sea Mora Figueroa, menos dos camadas de hembras y dos sementales que fueron a la ganadería de Alves Do Río. Lo demás utreros, cuatreños, vacas, sementales y demás vinieron aquí a casa. O sea que por línea directa, es una ganadería pura de línea Vistahermosa digamos en los pasos más grandes, Vistahermosa-Murube-Ybarra-Parladé-Tamarón-Conde de la Corte. Mi tío murió en el año 1964, la heredó mi padre hasta el año 1988, que tuvo que dejar la ganadería, y desde entonces nos hicimos nosotros cargo de la ganadería…

 Hyd: Hasta nuestros días…

 L.G.L.: Hasta ahora… no sabemos lo que duraremos… jaja

 Hyd: ¿Cuál es el número de vacas y de sementales que se manejan en la ganadería?

 L.G.L.: Mira, aquí tengo que aclarar una cosa: esto es una sola ganadería con dos hierros distintos y en realidad yo no distingo de un hierro ni de otro porque es la misma ganadería y como yo lo trato como si fuera una sola ganadería hablo de la “ganadería” entonces yo los números los doy en base a los dos hierros de la casa.

         Esto ha sido una ganadería que siempre se ha movido entre las 200 y las 250 vacas de vientre. Actualmente estamos más bien en las 200 que en las 250, porque el mercado está como está, y tampoco merece la pena estar pasando penalidades cuando tienes otro modus operandi, aumentando las vacas de carne o lo que sea y te vas quitando de en medio… Porque no mandar en lo que tú debes de mandar en tu propia casa y te tengas que plegar a todo el que entra por la puerta, pues es mejor estarse quieto…

         Porque a mí me gusta mandar en mí casa, no me gusta que nadie venga e intente mandar en mí casa…

 Hyd: Si uno no puede mandar en su casa, como dice usted, apaga y vámonos…

 L.G.L.: Pues ahora mismo estamos llegando a los momentos en que es muy difícil mandar en tu casa… Y que el mandar en tu casa te cuesta dinero…

 Hyd: ¿En torno a cuántas familias hay en la ganadería?

 L.G.L.: Las mismas que llegaron…

 Hyd: Entonces perduran las mismas que llegaron…

 L.G.L.: Eso me vais a permitir que no diga el número ni hable de familias, porque eso no lo sabe nada más que el que lleva la ganadería… Porque como de aquí descienden tantos… eso es un secreto que nosotros preferimos mantener oculto…

 Hyd: Nosotros lo respetamos y comprendemos perfectamente…

 L.G.L.: No te digo cuantas familias, pero existen exactamente las mismas que han existido antes… Ni más mi menos…

 Hyd: Eso es un dato positivo, y no profundizamos mas, porque sabe usted que hay muchas ganaderías que han perdido numerosas familias a lo largo del tiempo…

 L.G.L.: Existen las mismas… hombre, hay veces que una familia crece más que otra… pero al cabo de las generaciones se vuelven a equilibrar… o sea que se equilibran ellas solas… no las tienes tú que ir buscando y pensando que me estoy quedando sin esta o la otra… ellas solas con el paso del tiempo… son ganaderías tan puras y tan definidas… hay muchas veces que estas en el tentadero y dices “coño, verás como esta va a hacer esto y esto…” … es que te las sabes de memoria… y si no lo hace lo que tienes que hacer es cargártela…

 Hyd: Quitarla de en medio para evitar problemas posteriores…

 L.G.L.: Claro… para evitar distorsionar la familia…

 Hyd: Y de todas formas, de ahí la importancia del tentadero… de la selección…

 L.G.L.: Efectivamente… pero que hay muchas que antes de salir a la plaza de tientas ya sabes tú mas o menos lo que va a hacer… hombre luego tienen sus matices lógicamente, y tienes que amoldarlas a lo que se pide en los tiempos actuales…

         Ahora mismo ni se lidia ni se torea, ni al público le gusta lo mismo que le gustaba al público en los años 20… ni lo que le gustaba en los años 50… eso va evolucionando… entonces tú también tienes que ir evolucionando, siempre sin salirte… siempre tienes que tener un marco que es fijo… que es la casta, la bravura y la nobleza. Esos tres parámetros no los puedes perder nunca… Luego con eso tú tienes que ir jugando: ahora se busca más el toro que humille, o el toro que se mueva más, o el toro que sea más bajito… Tú tienes que ir metiendo esos caracteres adicionales según los gustos de cada momento, sin perder ni la casta, ni la bravura, ni la nobleza…

 Hyd: Pero claro, intuir esos gustos del público a cuatro años vista, tampoco tiene que ser nada fácil…

 L.G.L.: Si, es complicado… Aunque no difieren con tanta facilidad… Al cabo de 30 o 40 años si lo notas… pero en 4 o 5 años no…

         Y una cosa que os quiero hacer hincapié: Yo lo que sí he hecho es una cosa que no hacían ni mi padre ni mi tío, que he aumentado muchísimo la plantilla de sementales. Mi tío y mi padre, tenían 6-8 sementales y yo he pasado de tener de 12-18… ¿por qué? Pues lo voy a explicar: ahora mismo están las cosas como están, entonces no es lo mismo lo que había antes que lo que hay ahora… antes gustaba el toro más fiero y ahora gusta el toro más noble… entonces yo me tengo que ir adecuando por que a mí… no quiero decir que a mí me guste el toro más fiero o el toro más noble, no… pero yo tengo que ser consecuente con la época que me ha tocado vivir, me a tocado empezar a ser ganadero en el año 1988, hasta que dios quiera… yo no soy mi tío, que empezó en el año 19 hasta el año 1964… Hay habían unos gustos y él crió el toro que a él le gustaba dentro de esa época… mi padre crió el toro que a él le gustaba dentro de su época del año 1964 a 1988… y yo del año 1988 hacia delante… entonces mi época no es la misma ni la de mi tío ni la de mi padre. Pero yo tampoco puedo darle la espalda a mi tiempo porque sería un anacronismo. Entonces yo tengo que buscar muchos más sementales y abrirme mucho más… porque yo no puedo cruzar con nadie… por eso yo tengo que ser fiel a mí idea y a mí historia.

         Entonces yo lo que sí hago es, yo cojo los seis meses al año que utilizamos sementales, yo tres meses lo tengo con un toro, un mes sin toro, y otros tres meses con otro toro…

         Por eso tengo tantos sementales… pero antes no, antes echaban un toro, lo tenías seis meses, lo quitaban y al año siguiente hacían otra historia… Pero ahora mismo no, ahora mismo como está esto hay que jugar con más factores externos que me están incidiendo… por eso no me puede faltar lo que yo creo que tengo que tener en la base, no me puede faltar, pero luego también tengo que tener otra porción que me permita ir pasando, ir pudiendo lidiar, pudiendo estar en las ferias y pudiendo estar con la gente… ¿Porqué?  Porque a mí me a tocado “2010”… Que me guste o me deje de gustar eso ya es otro tema… Pero es el momento que me ha tocado, y no le puedes dar la espalda si quieres seguir siendo ganadero y anunciándote en las plazas… Tú no puedes dar la espalda, porque lo que hay es lo que hay…

 Hyd: Aparte de lo que usted dice de tener un amplio abanico de sementales de distinto comportamiento, al ser una ganadería muy pura y muy cerrada, el tema de la consanguinidad debe ser un tema a tener muy en cuenta ¿no?

 L.G.L.: Muy fuerte, muy fuerte… Yo ahora mismo estoy teniendo algunos problemas que estoy tratando de corregirlos lo que pasa que no es fácil… Antes me hablabas que te decía Samuel Flores que nosotros, un declive nuestro o un bache nuestro no dura 4 o 5 años… nos dura 20 y 25 años… Porque somos muy puros… Es mucho más fácil bajar que subir, subir nos cuesta mucho trabajo, ¿porqué? Por eso, por la pureza de sangre, por la consanguinidad… La consanguinidad tiene muchos factores en contra… Mirar, os voy a decir una cosa: Yo ahora mismo tengo dos factores que los tengo muy claros, uno, que tengo una natalidad muy baja… eso es un problema de consanguinidad que estoy tratando de arreglarlo… y otro, la durabilidad del toro durante la lidia… Hoy se piden toros que duren 20-30 minutos… a mis toros les cuesta mucho llegar a eso… “Es que se rajan, es que no tienen fondo…”, si lo tienen, lo que pasa es que no tienen durabilidad… ¿Por qué? ¡Porque son animales más mérmanos, menos dotados físicamente por que les falta el vigor hibrido que les da el cruce! Y ese yo no lo tengo… Ahora… ¿Cómo palio?… Porque evidentemente yo no lo voy a quitar, lo voy a limitar… mi intención es limitarlo, no lo puedo paliar porque para paliarlo tengo que hacer un cruce… ¿Pues cómo? Pues estoy dándole vueltas, ¡incluso!  Volviendo a tus ancestros y buscando aunque tenga que ser fuera de tu propia ganadería, buscando en tus propios orígenes donde lo haya, donde haya posibilidad sin variar lo que es tu línea, tu sangre, tu historia, pero buscando…

 Hyd: La siguiente pregunta iba en relación a eso, porque el refrescar es complicado encontrando la veta que mantenga la pureza de la sangre, y eso, en el caso que se tenga que dar con urgencia sería difícil de encontrar… Ahora mismo…

 L.G.L.: Muy complicado…

 Hyd: Porque lo de Domecq, ya no es puro Conde de la Corte, tiene algunas gotas de Veragua… Y lo de Atanasio Fernández, parece ser está fuera de juego…

 L.G.L.: La de Atanasio Fernández tampoco estaba pura…

 Hyd: Pues ese dato nosotros no lo sabíamos…

 L.G.L.: Pero dentro de Domecq, hay unas partes que están cruzadas y otras que no…

 Hyd: Siguiendo por esta línea ¿cambiaria de encaste en un momento dado?

 L.G.L.: ¡NO!…

 Hyd: Desde hierroydivisa se lo agradecemos profundamente…

L.G.L.: El encaste no lo cambiaría nunca… Trataría de darle, como es mi obligación, porque mi obligación es vender toros y el comercializar con mis toros evidentemente… Es una actividad económica como otra cualquiera y tampoco puedes decir “Yo, a perder dinero…” y si alguien piensa así que baje Dios y lo vea, porque yo no me lo creo… Entonces tú tienes factores externos que te están condicionando y tú eso no le puedes dar la espalda nunca, porque tú tienes que lidiar y tienes que ir en tus momentos te guste más o te guste menos…

Hyd: ¿Cómo es el comportamiento del toro del Conde de la Corte en el campo?

L.G.L.: Muy noble, muy noble… En el campo es un toro muy fácil, además muy claro, lo conoces muy rápidamente… Es un toro que va siempre de frente, un toro muy noble… ¡Hombre! Los hay más gallitos y menos gallitos… pero no es un toro que tenga malas ideas… Y además, después de bregar todos los días con ellos, ya conoces el carácter que tiene cada animal… es un toro muy claro… Yo le llamo noble a que se arranque o no se arranque… Le llamo noble a que yo sé que ese toro no se me va a arrancar…

Hyd: Morfológicamente, ¿cómo es el toro del Conde de la Corte?

L.G.L.: Es un toro bajito, de poquita alzada… no es un toro grandón… aunque salgan toros grandones… saltos los hay en todos los sitios… Un toro con unos cabos muy finos, con una penca del rabo que le nace casi paralela… No es caída… Sale muy alta, para el tipo de toro sale muy alta… Incluso hay animales que le salen como hacia arriba… Luego una encornadura que, más que grande, es amplia… no es un toro de sien estrecha si no más bien de sienes amplias, incluso aunque tenga los pitones vueltos o cerraditos, es un toro ancho de sienes… Es un toro que tiene tendencia a ser playerón… Tiene una mirada noble, dócil… Como yo digo el ojo redondito, el ojo almendraito… No es una mirada agresiva… Y luego tiene un pitón, en la mayoría del asta, lo que es la pala, más bien tirando  a blanco y las puntas muy negras… ¡Ojo! No es astifino, la gente cree que esta es una ganadería astifina, y depende de donde tú lo mires… Porque los pitones suelen acabar en “pico de pato”, que son como planitos… Por ejemplo, si tú lo miras por este lado lo ves finito y si tú lo miras de frente lo ves “cornigordo”… Claro, el pico de pato es con el dedo, tú lo miras por aquí tiene una sección y si lo miras por aquí tiene una totalmente diferente…

 Hyd: Le queríamos comentar, por que, nos pareció un toro precioso de tipo y luego salió bueno, el toro “Pico Blanco” lidiado en Madrid este año nos pareció un toro precioso de hechuras…

 L.G.L.: Pues, para que vosotros veáis, era el toro con menos motivos para ver si bueno… ¡Hombre! No fue malo, no fue mal toro… Para mi gusto era un poco alto y tirando un poquito a bastito… Y luego otra cosa escasa en mí casa, que el toro era caso colín… Era muy pobre de rabo, cosa que no se me suele dar a mí… Era más espectacular que otra cosa, era un toro muy llamativo, daba mucho la cara… Pero no era un toro por el que yo apostaba… De hecho nunca aposté por él… No me importa decirlo… Era un toro con una nota de tentadero regularcita, y luego su familia no es que sea una familia que sea un dechado de virtudes… Per para que veáis lo difícil que es esto…

 Hyd: Ya que hemos tocado este tema, ¿cuál es el comportamiento del toro del Conde de la Corte, una vez sale al ruedo?

 L.G.L.: De salida es muy frío, muy frío… Se lía a correr por allí como los posesos… Se quieren enterar de todo y no se paran en ningún lado… Muy abantos… Fijaros, mi tío al principio, cuando empezó a llevar la ganadería, en las corridas del año 20, “Salió muy distraído, parecía que se quería enterar de todo…Corría mucho”… Y claro, el a eso lo empezó a llamar “abanto”… Él al principio no utilizaba la palabra “abanto”, porque tampoco existía esa palabra en aquella época… También al principio lleva la cabeza alta… hay algunos que de salida salen embistiendo y son extraordinarios, pero no es nada habitual… De salida lo típico es que no se suelan dejar mucho en el capote… Son toros que lo mismo van que vienen… Luego en el caballo empieza el toro a calentarse, a creérselo… “bueno aquí que pasa…” ahora les dan un solo puyazo y la verdad que lo descubren poco… Antes cuando daban 3-4 puyazos si los veías que empezaban a crecer y crecer a partir del segundo puyazo… Y vosotros, si miráis, en las plazas de primera donde ponen dos puyas, veréis que normalmente, normalmente, el segundo puyazo siempre es mejor que el primero… Lo toman con más celo, con más bravura, más entregados, metiendo los riñones… Muchas veces estamos en un tentadero y me dicen “Este no vale…”, y les digo “Bueno, tiempo al tiempo… Déjalo que ya se irá enterando…” Yo he visto aquí toros, que en el quinto o sexto encontronazo dicen “¡Que me vas a abrir la puerta…! Espérate…” Y han sido toros extraordinarios, pero extraordinarios… Pero claro, eso lo puedes hacer aquí… En la plaza no… La plaza eso se te ha ido… pero ahí empiezan a crecer, luego ya en las banderillas ellos se van centrando más, hay menos gente, menos lío… Si el toro es noble y es entregado, el tercio de banderillas es más organizado… Hasta entonces, que si llámalo allí, que si llévalo a aquel burladero, que si no se qué, que si no sé cuantos… Todos quieren… Y “quítalo, quítalo…” todos a la vez queriéndolo llamar… El toro embiste si lo llama uno… Si lo llaman tres a la vez no sabe por cual decidirse… Lo que hacen es que el toro pierda fijeza…

         En este tercio es un toro que se viene de frente, te deja cuartear, no te pone pegas… Y luego en la muleta es el culmen suyo, son toros que van de menos a más… Van creciendo durante toda la lidia… Incluso hay faenas de muleta de empiezan fríos… Yo me acuerdo de una de José Tomás en Pamplona, que el toro empezó frío, frío, frío… Y de buenas a primeras dijo el toro “ahí voy yo…” y se hinchó el torero y el toro, los dos… Son toros más bien de un solo pitón, no suelen ser de los dos, es difícil que compaginen los dos… No quiere decir que sean muy malos por uno y muy buenos por el otro… Pero que vamos, siempre les predomina un pitón… En definitiva, van a más, en bravura, en fijeza, en todo… Ahora, los toreros también tienen que torear ¿eh?… Como los dejes al principio que te enganchen la muleta, no les pegas ni uno… ¡Y por arriba… Nada! Son toros que los tienes que meter abajo sometiéndolos…

Hyd: Hoy en día se ven bregas muy malas e inicios de faena que… al toro eso también le tiene que perjudicar…

 L.G.L.: Si… Y muchos enganchones al principio, y esos enganchones al toro nuestro lo descompone mucho…

 Hyd: Volviendo al hilo de los encastes, ¿Usted piensa que para el futuro de la fiesta pasa por la diversidad de encastes?

 L.G.L.: Os voy a hacer otra pregunta… ¿Vosotros creéis que el futuro del fútbol pase porque todos los equipos jueguen como el F.C. Barcelona…?

 Hyd: No…

 L.G.L.: Vosotros solos lo habéis respondido…

 Hyd: Lo que pasa que hoy en día, a las figuras les gusta un tipo muy determinado de toro, ¡Ojo! No es una critica, al revés, todos los encastes son muy respetables y necesarios para la fiesta…

 L.G.L.: Y por desgracia, tenemos un determinado tipo de toro que sale todas las tardes… Y tenemos un determinado tipo de aburrimiento que es el que tenemos todas las tardes… Porque visto uno, visto lo demás… Entonces, en una feria de 30 tardes, ¡a qué voy yo 30 tardes a los toros!… Voy una, y me sobra… ¿Por qué? Porque mañana va a ser más de lo mismo…

Porque como todos los toreros torean igual y todos los toros embisten igual… ¿A qué voy? Por ejemplo, en una Feria de Sevilla… ¿Cuál te apetece ir?… O a las del principio, alguna de las del medio muy determinada o a la de Miura… Lo demás, vas a una y me sobran todas las demás… Por que vas a muchas, y cuando sales dices: “He venido hoy a los toros o no e salido aun de la de ayer…” y como por desgracia todos los toreros torean igual… Porque es derechazo, natural, de pecho, molinete… una y otra vez…

 Hyd: Dejando a un lado empresas y toreros, ¿usted cree que el aficionado es consciente de la necesidad de preservar y que hayan en las ferias variedad de encastes?

 L.G.L.: Pero si no somos conscientes los, llamémonos, profesionales de esto… Lo va a ser una persona que se sienta una vez al año en un tendido… No… Nadie… Incluso los que  dicen ser aficionados y ven 100 corridas al año, que es una barbaridad… No sé como una persona puede ver tantas corridas al cabo del año… No lo entiendo, ¡Y mira que me gustan…! Eso no lo entiendo. Yo el año que más he llegado a ver habrán sido 30-40…

Hyd: Que ya son…

L.G.L.: ¡Hombre! Antonio Ordóñez me llamaba “¡traga corridas! ¿Cómo puedes ir 30-40 tardes a los toros…?” Claro, lo hacía con 20 años… ya no lo hago… Entonces, si los que nos dedicamos a esto, me refiero toreros, empresarios, ganaderos y demás, no somos conscientes de la diversidad de encastes… Que le vas a pedir a una persona que se sienta en el tendido… Y que normalmente, son de miradas estrechas y oscuras… Porque no ven más allá de lo que ven sus ojos… Si eres aficionado a los toros, tienes que tener la mente totalmente abierta, tanto para toro como para torero… No puedes decir “Yo solo veo este torero…” O “Yo solo veo esta ganadería…” Uno tiene que ver a todos…

 Hyd: Que te gustaran más o te gustarán menos…

 L.G.L.: Efectivamente… Tú tendrás que juzgar: “¡Coño! Hoy me ha gustado más fulano… Hoy este torero se ha crecido frente a sus limitaciones…” Uno tiene que saber las limitaciones que tiene cada torero, porque limitaciones las tienen todos… A lo mejor, no es un torero de mi gusto, pero hay que reconocer siempre las cosas como son…

         Y luego otra cosa, tú nunca puedes criar un toro para que le guste a otro… Tienes que criar el toro que te guste a ti… Porque el toro es tuyo, es tu obra… Y tú tienes que criar lo que tu creas, porque, como vas a criar algo en lo que no crees… Por ejemplo, si creo en el encaste Conde de la Corte, que hago yo criando Miuras… No puede ser, entonces como voy a hacer el toro que te guste a ti, tendré que hacer el toro que me guste a mí, acertada o equivocadamente, que no quiere decir que estés en posesión de la verdad, quiero decir que es el que a mí me gusta, y crío el que yo creo que tengo que criar y el que a mí me gusta, el que me satisface… Y os voy a decir una barbaridad, me importa un pepino los espectadores de las plazas de toros… ¿Por qué? Porque soy feliz cuando sale y embiste uno como yo quiero… Y me da igual que le chillen, que le piten o que le digan lo que les de la gana… Pero yo soy feliz con mi toro, con el que yo creo y en el que yo creo, y para eso estoy aquí… Y eso es ser ganadero…

 Hyd: Usted como ganadero ¿se siente respaldado por la afición, o por parte de la afición?

 L.G.L.: Para nada, pero nunca e pretendido que me respaldaran…

Hyd: Pero nos referimos, que si siente el apoyo del “aficionado”…

L.G.L.: Siento el apoyo de algunos aficionados… pero de la afición no… para nada… pero nunca lo e pretendido y creo que nadie lo pretenda… Entonces yo estaría mediatizado por toda la afición… Es que hay una diversidad tan grande, que es imposible satisfacerlos a todos…

 Hyd: Nos referíamos a usted como ganadería y como encaste Conde de la Corte…

 L.G.L.: No, no, en absoluto…

 Hyd: Y ya no vamos a entrar en toreros y empresas…

 L.G.L.: Jajajaja…

 Hyd: Eso ya es otra cuestión… jajaja…

 L.G.L.: Tampoco, ni lo he pretendido ni lo he buscado… Nunca… Si no yo habría ido dando bandazos de aquí para allá…

 Hyd: Como nos decía antes, hay que seguir una línea, para bien o para mal…

 L.G.L.: La duda en medio del camino, es el camino más corto derecho al fracaso…

 Hyd: porque alo mejor llegas a un punto que no sabes si habrás acertado o no y te entran las dudas….

 L.G.L.: Tú no puedes variar nunca el norte tuyo… Siempre lo tienes que tener claro… equivocarte… ¡joder! Todo el mundo… Lo que no te puedes creer un iluminado y que estas en posesión de la verdad ni nada de eso… Luego, claro, tendrás que ir dando curvas, porque el camino porque el camino recto no existe… Hay curvas en los caminos, porque a lo mejor te sale un peñasco en mitad del camino y tú no te puedes meter en medio del peñasco porque te pegas una ostia que no veas… Tendrás que bordear ese peñasco… Me refiero al peñasco, a las 1000 situaciones que te están incidiendo diariamente porque la vida es así… Todo se maneja así… Y tú no eres una persona solo allí, no eres una isla…Tú formas parte de un todo…

 Hyd: ¿Cómo contempla usted el futuro del encaste Conde de la Corte y el de la ganadería Conde de la Corte?

 L.G.L.: ¡Puff!… ¿Os soy sincero?…

 Hyd: Por favor…

 L.G.L.: Complicado… Muy complicado… O esto cambia o muy complicado… Porque estamos ahora mismo en unos momentos que este es un encaste que no tiene respaldo de prácticamente nadie, ni de la afición, ni del torero, ni del empresario, ni de nadie… Es complicado el querer hacer el toro que tú quieres, mantener este encaste, con todos los problemas que tiene mantener este encaste… Tiene sus problemas y tu no puedes mirar atrás porque entonces te cargas el encaste… Entonces, es el que tienes, es con el que tienes que luchar y es en el que tú crees y lo tienes que defender de todo… ¿Cómo lo estoy defendiendo? Yéndome a las calles de Valencia… Ahora, yo no puedo tener un encaste como este, esta maravilla de encaste, ¡con todos mis respetos a las calles de Valencia! Con todo mi respeto para los aficionados de Valencia, porque yo respeto a todo el mundo… Pero yo no crío este toro ni me machaco con este encaste para eso… Ese tipo de espectáculo no necesita una selección… Yo no puedo tener este sin vivir para que mis toros acaben en las calles… ¡Con todos lo respetos! Que ni es una degradación y muchos menos, pero no es el fin Mio…

 Hyd: Está claro, la razón de ser de esta ganadería es la lidia en la plaza…

 L.G.L.: Si… pero que no me niego en absoluto a vender toros para las calles de Valencia… Pero que yo no puedo basar mi temporada en que el 80% de mis toros acaben en las calles… Para eso, les corto el pescuezo y me dedico a otra cosa… Pero también os digo una cosa, gracias a los festejos populares que se realizan en Valencia, y en otros sitios, atraen a mucha gente también a la plaza…

 Hyd: Las exigencias sanitarias y administrativas tampoco ayudan mucho…

 L.G.L.: Fijaros, esas me preocupan mucho menos… Porque desde la administración, os lo digo porque yo e llevado temas en mis años de directivo de UCTL,  yo he negociado con las Juntas de Andalucía como de Extremadura y se han conseguido cosas… Hombre, cosas puntuales, porque tú no puedes dictar para la inmensa mayoría porque el ganadero ya se sabe, les das la mano y te cogen el brazo… En temas puntuales, como en Isaías y Tulio Vázquez que había problemas, como Partido de resina que había problemas, como Juan Luis Fraile que había problemas, en lo de Galache que había problemas… Se han conseguido y se han hecho actuaciones puntuales. Lo que tu no puedes es hacerlo extensivo por ley a todo el mundo… En lo de Victorino Martín se han conseguido actuaciones puntuales…

Hyd: ¿Que se tendría que hacer para que el toro bravo, fuera respetado por los ámbitos ajenos a la tauromaquia?

 L.G.L.: Eso va a ser muy complicado ya… Hombre no hay nada imposible, pero va ser muy difícil porque hemos hecho dejación de poderes todos, nos hemos dejado manejar… en una palabra, nos hemos adocenado… Y el enemigo no es que esté llamando a la puerta, es que está ya dentro de casa, se ha instalado, a cogido poder, y ahora ¿Cómo lo echamos? Es complicado… Para eso tendríamos que recuperar la hombría, el ser hombre, el mandar en tu casa, esto por mis cojones, tener una opinión… No hoy esto, mañana aquello, pasado lo otro… Y eso cuesta trabajo… Cuando tú eres capaz de enseñar a la gente de que eres capaz de decir “no”, así… Una vez, otra vez, las que hagan falta…

 Hyd: Claro, de una vez o dos igual no hacen caso, pero si ven que no pueden al final agachan las orejas…

 L.G.L.: Si, pero con 368 ganaderías que hay… Tú no puedes ser la voz que clamas en el desierto, porque al final te quedas afónico y no te ha escuchado nadie, que es lo que empieza a pasar aquí… Entonces llega un momento que dices “Yo que hago aquí…”

 Hyd: Lo que si que vemos, es que últimamente, en general, hay ganaderías que se están expandiendo para que el aficionado conozca al toro en su entorno natural, pero ¿se debería haber abierto antes el campo de cara a los aficionados?

 L.G.L.: Se debería haber abierto antes por supuesto pero, os voy a hacer yo otra pregunta, ¿Creéis que la gente está interesada en venir, conocer y entender el porque?…

 Hyd: Cierto es que a lo mejor habemos pocos…

 L.G.L.: Mirar, yo aquí recibo a mucha gente, porque tengo un negocio en la finca que organizo eventos aquí, organizo tentaderos a campo abierto, te enseño mis toros, te doy de comer, hago lo que sea… Y yo e llegado a la conclusión de pensar: “¿A la gente le interesa lo que yo les estoy contando…? ¿O la gente viene a pasar un día de campo, que lo mismo lo pueden pasar aquí viendo toros que lo mismo más allá viendo cochinos?  Yo, personalmente, pienso que se debería haber empezado antes, pero que viene mucha gente y me dicen: “Yo soy aficionado a los toros…”  “Pues yo estuve en tu pueblo en la última feria…” “¡Ah!, ¿lidió usted allí…?”

         Y yo me pregunto, ¿eso es ser aficionado?…

 Hyd: Hombre, un aficionado, a lo mejor no lo conoce todo, pero se le escapan pocos detalles…

 L.G.L.: Mira el año pasado, acudí a la feria de novilladas de Calasparra,  y el dueño de la plaza de toros me pidió que si podía organizar una especie de bolsín, para los novilleros que se iban a seleccionar para la feria… Lo cual le dije, que no era la ganadería más adecuada, pero que no tenía ningún inconveniente… Vinieron creo que tres autobuses llenos de gente… Si esos tres autobuses, el día que yo lidié allí, hubieran ido a la plaza pongo el “No hay billetes”…

 Hyd: Ahora, le queremos preguntar por un tema que tiene divididos a parte de la afición y a ganaderos… las fundas. Particularmente, a nosotros no nos gustan ¿usted que opina?

 L.G.L.: Os voy a decir una cosa… Este tema yo no lo veía claro… Pero, este año, si no tomo la medida de enfundar no lidio un pitón…

         Como todo, tiene sus pros y sus contras… Una cornada es más complicada tratarla, porque no la detectas rápidamente, suelen ser la mayoría cornadas envainadas, cornadas internas… Eso es un problema… Luego tiene ventajas… El pitón se desgasta menos…  Pero claro, como aquí tenemos eso de que todo macho que pare una vaca ¡es astifino!… claro, viene lo que viene… Ahora no se lidia un toro astigordo, ni en el pueblecito este de aquí al lado, en Valuengo… Llevas un toro astigordo y se lía la mundial… Si es que el cornigordo existe en el campo… Os digo una cosa… El toro que veáis como una “lezna”, ese está “tocao”… Porque eso no existe… Porque en el campo hay piedras, en el campo hay árboles… Mirar, esta mañana hemos tenido que curar un toro por un problema, y tenía las fundas puestas… Le he mirado por el orificio que tiene en la punta para que el pitón transpire, y tenía todo ese orificio lleno de astillas ¡de pegarle cornadas a los olivos…! Era un tapón de astillas… Claro, esas cornadas se la pega directamente sin funda, y o se rompe la punta, o se astilla… ¡Y entonces tenemos que quitar todos los árboles del campo…¡ Hombre, eso no te lo van a hacer todos los toros, cierto… Pero peleando, pegan un derrote en una piedra y se lo parten, que meten los pitones en la arena… Dice la gente, “eso es que es una enfermedad…”, cierto que es una enfermedad, es una enfermedad digestiva… Pero entonces, ¿no hecho de comer? ¿Con cuantos kilos lidio los toros? Si al toro no le hecho pienso…

 Hyd: No se remata, como se exige hoy en día en una plaza…

 L.G.L.: ¡Claro!… Pero si lo tengo que rematar para que se pueda lidiar, que tenga esto, que tenga lo otro… Que tenga culera, ¡que tenga no sé que!… Le tengo que echar… ¿Y el exceso de proteínas que me da? Acidosis ruminal… ¿Y la acidosis ruminal que me produce? Me produce prurito, tanto en pezuñas como en pitón…Que es donde está la queratina…

         Cuando tienes prurito, te estás rascando continuamente, el toro ¿cómo se rasca?… Metiendo los pitones en la arena… Cuando tienes prurito te muerdes las uñas… claro, el toro eso no lo puede hacer, no se puede morder la punta del pitón… y hay tierra, sobre todo ciertas tierras, por ejemplo, yo aquí en “Los Bolsicos”, tengo dos cercados que son muy complicados, por que los desgasta como si fuera una lija… Y claro meten los pitones y al cabo de uno o dos meses ves que el pitón ha bajado una barbaridad y ese toro ya es inservible… Entonces claro, ¿cómo lucho yo contra esto?  Si me dejaran lidiar ese toro, yo no tendría problemas… Yo tengo ahí en mi casa una cabeza de toro que la gente cuando lo ve dicen: “¡Ala! ¿Y el toro se lidió así…? Pues sí señor… En estos momentos ese toro es imposible lidiarlo… El toro se escobilló, ¿por qué? Pues porque el toro a pegado mil derrotes, se tendrá que abrir eso… ¿Y eso ya es síntoma de que el toro ya es afeitado? ¡Que no es afeitado…!… Hay pitones que se abren, porque hay toros que son más dados a dar cornadas que otros… Y hay toros que meten los pitones en la tierra y los desgastan…

         Yo lidié un año, un toro en Madrid, que se había desgastado un pitón por la parte de afuera de la pala… Pegó un derrote en un burladero y empezó a sangrar… ¡Afeitado!… ¡Se formó una…! Menos mal que el presidente era Juan Lamarca, que enseguida vino y me dijo:”Luis…”, y le dije “Ahí tienes los pitones…” Los cogieron los veterinarios de Madrid y dijeron “Este toro está intacto…” Claro que pasaba, pues que por la parte de afuera del pitón se lo había desgastado de tal forma…  El toro era muy abierto de pitones, que de tanto rozarse, a pala se le había ido toda la parte externa… Estaban todas las terminaciones nerviosas, porque en los pitones hay terminaciones nerviosas, igual que las tenemos nosotros en los dedos… Tú como te cortes una uña más de lo normal, te sangra, te duele… ¡El pitón es igual…! A la minima que pegó un leñazo en un burladero empezó a sangrar porque no tenía protección ninguna… Fíjate, las corridas aun las televisaba Fernando Fernández Román… Si me coge otro presidente, a mí me meten para adentro… Luego ya lo demostraría yo… Me decían luego “Es que el toro echaba sangre…” Claro, pero hay que ver por donde chorrea la sangre… “Parecía que era de la punta…” “Pues no era de la punta…” Por eso os digo que accidentes nos pasan a todos, pero, hay que saber distinguir los accidentales… ¡Y que el toro no aparece a las 5 de la tarde en una plaza de toros como un alma pura! El toro, aparece allí después de una crianza de 5 años, de una labor, de una vida en el campo, y el campo tiene árboles, piedras, tiene tierra… Mil historias… Son cosas que hay que tener en cuenta…

         No se puede decir “El toro es un animal puro e intacto…”, Ni puro, ni intacto, ni nada… ¿Porqué se hacen cazas selectivas? Pues porque hay animales que son defectuosos y hay que matarlos… ¿Para qué? Para que no transmitan esos genes a las generaciones futuras y eso venga en degeneración de la raza… Pues en el toro igual, hay degeneraciones, hay mil historias… Pero el creer que por que vive cinco años, ya son los Ángeles del Edén… No…

 Hyd: Don Luís, para concluir… En su vida de ganadero, desde que tomó las riendas de la  vacada ¿con qué 6 toros se quedaría?

 L.G.L.: ¿Míos?…

 Hyd: Sí… Desde el año 1988…

 L.G.L.: ¿Nada más que con 6…?

 Hyd: Jaja… Los que usted quiera…

 L.G.L.: Yo tengo una gran suerte, soy un privilegiado… Yo e visto mucho toro bueno mío… Muchos…

 Hyd: Le hemos dicho 6 toros por usted, por no dilatar mucho la conversación…

 L.G.L.: Os voy a decir, mira… Yo me quedaría con: “Lombardero”, “Nochetriste”, “Llanero”, “Hablador”, y ahora dudo con “Pico Alto” o con “Cueva Lisa”… Pero bueno…

 Hyd: En esta lista, aparece un toro por el cual le íbamos a preguntar, por su excepcional bravura “Nochetriste”… Lo mató en Madrid Víctor Mendes en 1991… Un toro de bandera…

 L.G.L.: Tengo muchos… Me acuerdo de otro “Pelonegro”, que lo toreó El Fundi, en Villaviciosa de Odón… Que al Fundi le preguntas por él y aun se acuerda… Tengo otro que se llamaba “Bandurrero”, que lo toreó a puerta cerrada Emilio Muñoz, que todavía se acuerda del toro… Me dijo:”Yo, no lo mato…”, y le dije “Mátalo, que vamos a meter la pata…”

Me contestó “¿Porqué…?

“Mira”… le dije “Está tu suegro Luis Algarra, está Pepe Murube padre, están los dos peleándose… jaja… Está el Potra en medio de los dos… ¡Haber como les vendo el toro…! “El toro no se lo puedo vender…”

Me dijo Emilio Muñoz:” ¿Porqué…?

“Tú no te has dado cuenta, ¿no estás viendo que genéticamente, es un animal defectuoso…? Era enano… ¿Cómo les vendo yo esto…?

Ya digo… por suerte tengo muchos, muchos…

 Hyd: Muchos, por suerte…

 L.G.L.: Si, si… por suerte tengo muchos… Mira, uno se me olvidaba, “Rompetiestos”… Y te he nombrado nada más que los míos… No os e nombrado de mi padre, ni de mi tío…  Y un toro que me devolvieron en Madrid… Que estoy convencido de que, si no me lo devuelven… Hago pleno, me llevo el azulejo en El Batán y el azulejo en el patio del desolladero… Me faltó ese toro…

 Hyd: En cualquier feria debe ser un orgullo grandísimo, el que te otorguen un premio pero… un premio en Madrid, debe ser lo máximo para un ganadero…

 L.G.L.: He tenido varios allí… Pero sí la verdad que sí…

En Pamplona también me he llevado varios… ¡Madre mía, si me oye mi comadre… que no te he nombrado el toro “Ojos Raros”…! Otro toro cumbre, extraordinario…

 Hyd: En el 2003, también echó un toro buenísimo en Madrid…

 L.G.L.: ¿En qué año…?

 Hyd: 2003…

 L.G.L.: ¡Así…! “Director”… Se llevó unos pocos premios…

 Hyd: Por eso le decía que nos gusta recordar estas cosas, porque seguimos durante la temporada a las ganaderías…

 L.G.L.: por eso te preguntaba antes ¿6…?  Es que yo me pongo a hablar de toros… jajaja

 Hyd: Por nosotros no es, que nosotros estaríamos tres días con usted hablando de toros… Pero claro, son muchos toros por suerte…

 L.G.L.: Por eso os decía antes, que yo soy un privilegiado… No es fácil, del año 1988 hasta aquí, son 23 años, acordarte de esa cantidad de toros…

 Hyd: Tenemos una curiosidad, que no queremos dejar de preguntarle… Como tienen dos hierros, Herederos del Conde de la Corte y María Olea, ¿Cuál es el sistema que siguen a la hora de herrar los becerros?

 L.G.L.: El becerro se hierra con el hierro de la madre… Aquí nosotros, conocemos los hierros como “el de la H” y “la corona”… Entonces se coge un becerro y se pregunta “¿De que hierro…? “¡De la H…! O ¡de la Corona…!

 Hyd: Pues por nuestra parte D. Luis, nada más… Agradecerle sinceramente el que se haya sentado con nosotros a hablar de toros…

 L.G.L.: Un placer, y espero que mis palabras os hayan servido para algo…

 Hyd: Y tanto… Muchas gracias por todo.

 L.G.L.: A vosotros. Un abrazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s