Samuel Flores, camada 2014

   El pasado sábado 17 de mayo de 2014 nos desplazamos hasta la finca “El Palomar” donde pastan los Samueles. Allí nos esperaban D. Samuel y D. Carlos Flores hijos de D. Samuel Flores. Tras saludarnos e intercambiar unas palabras, nos fuimos con D. Carlos Flores a recorrer la finca. Fuimos pasando por los cercados de los toros, tanto de la camada para las plazas como de los destinados a los festejos populares. Los toros destinados para las calles son un espectáculo en el campo tanto por hechuras como por seriedad. Pero al llegar al cerrado donde aguarda la camada destinada a las plazas, fue como un regalo para la vista. Toros bajos, muy muy finos y con unas hechuras espectaculares de bonitas. Un autentico lujo de camada que enamora solo con verla. Para nosotros, destacan varios toros por sus magníficas hechuras, pero un número 58 nos volvió autenticamente locos.

     Fue un autentico placer poder compartir la mañana con D. Carlos Flores. La conversación fue distendida y amena. Recordamos grandes tardes y grandes toros de este histórico hierro que vendieron bravamente su vida en los ruedos y en las calles. D. Carlos Flores tuvo una paciencia infinita con nosotros para poder realizar un reportaje que estuviera a la altura.

    También pudimos admirar a las madres que paren a estos Samueles, tan importantes en toda ganadería. Vacas espectaculares por su belleza y por su trapío. Si a todo esto sumamos la belleza de la finca “El Palomar”, el resultado de nuestra visita fue sencillamente espectacular.

    Nunca tendremos suficientes palabras hacía la familia Flores para agradecerles el trato tan maravilloso y familiar que nos dan cada vez que tenemos la suerte de pisar “El Palomar”.

     No queremos olvidarnos de la gente que trabaja en la finca. Gente como José (mayoral) o Miguel (vaquero) merece la pena conocerlos y tratarlos por su amabilidad y su trato. Una delicia. Además que son grandes conocedores del toro. Ý además, José el mayoral, tiene una memoria prodigiosa para los nombres y números de las vacas y los toros. Mayorales así, y con su juventud, no son fáciles de encontrar.

   No quiero olvidarme de nuestro amigo Rubén Ramírez, que gracias a él se pudo hacer este reportaje fotográfico. El que escribe, por una lesión, le fue imposible poner pie a tierra para fotografiar los toros y fue Rubén quién realizó el trabajo de una manera maravillosa. Muchas gracias Rubén.

Aquí el resultado. Esperamos que os guste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s