Barcial, camada 2017

Visitar la ganadería de Barcial, es como viajar en el túnel del tiempo. Es entrar en el corazón ganadero del Campo Charro. Y aventurarse en el mundo de uno de los encastes más amenazados de la cabaña brava. El encaste Vega Villar.

La lucha titánica de Arturo Cobaleda y de su hijo Jesús, por conservar y potenciar éste encaste es de admirar, alabar y apoyar.

Lidiarán, de momento, en plazas de mayor o menor importancia, en festejos menores o en festejos populares, pero desde luego, no resta ni un ápice de valor al importante esfuerzo económico y personal, por mantener este encaste legado de la familia.

La camada de 2017, mantiene intactos los rasgos que caracterizan a éste peculiar encaste y a ésta ganadería. Berrendos, luceros, facados, remendados… Y calceteros o con las patas blancas, que tanto caracterizan a su procedencia. El encaste de Vega-Villar procede de la ganadería creada en 1910 por José Vega, mediante el cruce de vacas de Veragua (Casta Vazqueña) y un semental de Santa Coloma (Casta Vistahermosa). En 1914 se traslada a Zamora, tras ser adquirida por los hermanos Villar (Vitorio y Francisco) que la dividen a comienzos de la década siguiente. Vitorio Villar vende su parte inmediatamente a José Encinas, que la acredita en las plazas y la conserva hasta 1939. Este año vende la ganadería a la familia Galache, dando lugar a una de las dos ramas del encaste, la rama de Galache. La porción correspondiente a Francisco Villar pasa en 1925 a Arturo Sánchez Cobaleda, constituyendo la rama de Cobaleda.
En cuanto a morfología, no se salen de lo que siempre fueron los animales de ésta casa. Cortos de manos, chatos de cara, con miradas muy vivas.

Además, basta comparar fotografías antiguas de animales de ésta casa y compararlas con los animales de hoy, y no hay ninguna diferencia. Como se demuestra en la siguiente foto.

En la foto superior (Revista El Ruedo), Granicero, lidiado en Madrid en 1955. En la foto inferior, Cacharrero-34, utrero de la camada 2017.

A continuación, la camada de utreros para 2017.

  • BATANERITO nº 29.

SONY DSC

  • BATANERITO nº 32.

SONY DSC

  • ROSITO nº 33. Reata de sementales.

SONY DSC

  • CACHARRERO nº 34. Salto atrás del pelaje. Muy parecido al de Granicero, lidiado en San Isidro de 1955. Como curiosidad, ninguno de los dos es calcetero. Como se puede apreciar en la foto de más arriba.

SONY DSC

  • CIDRÓN nº 37. Su madre la tentó Frascuelo. Hijo de un Cararosa. Estuvo solo en dos cubriciones por que daba poca cara, aunque hechuras proporcionadas pero de poco tamaño. Éste nº 37 es el que mejor ha dado en cuanto a pitones.

SONY DSC

  • BATANERITO nº 42. Hijo de un semental también llamado Cornicorto.

SONY DSC

  • MUÑOLERO nº 50. Hermano de padre de Cacharrero nº 34.

SONY DSC

  • CIDRÓN nº 53.

SONY DSC

  • RONDO nº 54. Reata de sementales.

SONY DSC

  • CORNICORTO nº 56. Apodado el enano cabrón porque era muy pequeñito de eral y amagaba arrancarse a los coches. Castavieja puede dar fe de ello. Hijo de otro toro también llamado Cornicorto. Éste toro solo estuvo una cubrición con las vacas, ya que cayó muerto por otro toro.

SONY DSC

  • CIDRÓN nº 57.

SONY DSC

  • CIDRÓN nº 58.

SONY DSC

Éste año, la camada está destinada íntegramente para los festejos populares. Ojalá pronto veamos a ésta vacada lucir y triunfar en plazas y ferias importantes como antaño, ya que es mucho lo que puede dar. El trabajo y esfuerzo de ésta familia lo merecen.

Que no se pierda el encaste Vega Villar.

¡Recuperemos la diversidad de encastes!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s