Juan Luis Fraile, camada 2017

Visitar la finca “Cojos de Robliza” es una auténtica gozada. Gozada por la amabilidad y magnífico trato de Juan Luis Fraile. Y gozada de contemplar la buena salud de los Gracilianos de ésta casa. Un espectáculo de animales que llaman la atención por su seriedad, por sus hechuras, y por espectacular mirada de sus toros. Una mirada que infunde auténtico respeto.

Ahora reina un futuro esperanzador para los Gracilianos de la familia Fraile pero, para llegar a éste punto, mucho ha tenido que luchar ésta familia para sacar adelante ésta ganadería mítica.

La ganadería, por los saneamientos veterinarios, se redujo apenas a una treintena de vacas reproductoras. Es un auténtico milagro que ésta ganadería siga viva. Tras muchos esfuerzos personales y económicos, y después de varios años, se ha conseguido la ansiada carta verde y la vacada se ha ido estabilizando hasta llegar, a día de hoy, a casi las 80 vacas de vientre.

Como me dijo Juan Luis Fraile “ésto es un patrimonio de la familia y vamos a mantenerlo a toda costa. Mi padre nos dejó éste tesoro y vamos a continuarlo hasta el final”.

En casi todas mis entradas remarco la necesidad de preservar la diversidad de encastes. Pero cuando visitas una casa con ésta, ves tanta sinceridad y tanta honestidad por parte de los ganaderos, como en éste caso el de la familia Fraile, y te cuentan (y lo que callan) todos los esfuerzos que han tenido que hacer y que van a seguir haciendo por mantener el legado familiar y el tesoro genético que atesoran los toros de Juan Luis Fraile, con su sangre Graciliano Pérez Tabernero, que uno realmente es consciente de la necesidad real de ayudar, en la medida de lo posible, a enseñar que ésta casa sigue muy viva y que, aún, tiene muchas páginas de éxitos por escribir.

Pero para que ésto suceda, debe de haber un cambio real por parte de toreros y de empresas, y empezar a dar oportunidades para que los grandes esfuerzos que hacen éstos ganaderos por sus ganaderías, se vea recompensado en las plazas.

La camada de 2017 es un auténtico espectáculo por sus hechuras y por su tremenda seriedad. De momento, solo hay reseñados 4-5 toros para Las Ventas de Madrid, para la feria de Otoño, dentro de una corrida desafío de ganaderías, donde se lidiarán tres toros de Juan luis Fraile, y tres toros de otra ganadería. Viendo los toros, queda claro que, en cuanto a presentación, no habrá ningún pero. Y en cuanto a juego, no dejará indiferente a nadie.

Aún resta otro encierro, pero todavía no tiene destino.

Reitero mi agradecimiento a ésta casa por su extraordinario trato, especialmente a Juan Luis Fraile. Y me quedo con una frase que me dijo Juan Luis al despedirnos “Aquí estaremos siempre que quieras. Gracias por venir, y sobre todo, muchas gracias por acordarte de nosotros”. Frase donde queda palpable el ostracismo que sufren muchas ganaderías.

Desde aquí, les deseo la mayor de las suertes. Por, desde luego, se lo merecen.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s